Tag Archives: BRENDT

BP: BAJO PRESIÓN

Otro vertido, una gran marea negra, aves y peces sin vida, voluntarios, ecologistas, responsabilidades… La situación se está complicando en el golfo de México. British Petroleum está tratando de frenar ese horrible vertido de 5000 toneladas diarias de metano y oro negro. Oro negro, por supuesto, porque le pese a quien le pese, es el líquido que mueve el mundo.

Es muy sencillo atacar a las compañías petrolíferas, incluso yo lo he hecho alguna vez. El motivo es la manera en la que se representan en la mente: como corporaciones deshumanizadas, algo semejante a Weyland Yutani, aquella compañía para la cual Ripley era sacrificable. Cuando hay una fuga, medio planeta se echa encima de ellas, atacando el sistema de transporte de crudo, el precio de los barriles o la gestión de los vertidos. Sin embargo, todas esas personas cuando se dirigen a una estación de servicio llenan sus depósitos con ese preciado líquido refinado que huele tan bien. No esperan sorpresas, no se paran a pensar lo importante que es ese fluido para sus vidas y tampoco reflexionan sobre las consecuencias que generaría una hipotética falta de suministro. Al pagar con la tarjeta y obtener sus puntos no piensan en pecios monocasco, el prestige o la blanca Alaska teñida de negro.

Estoy realizando un profundo seguimiento de la catástrofe, el formato global que se ha apoderado de nuestras vidas lo hace posible. Y también BP, destacaría la transparencia de la multinacional proporcionado a través de su página web un streaming que refleja, en tiempo real, las tareas del control del vertido. También hay un seguimiento de notas de prensa oficiales y lo más reseñable: nada más entrar en su site te topas con un link especial sobre el suceso. No lo esconden.

Pero además de comunicar, están utilizando todos lo medios posibles. Tras el fracaso del sellado con lodo, están concentrando sus esfuerzos en sellar la tubería dañada con una válvula de contención. 22.000 empleados desplazados hasta la zona, 1300 buques diseminados por el golfo y 274.000 barriles oleoacuáticos recogidos de la superficie son cifras que dan fe de la magnitud de la operación. El esfuerzo ha sido infructuoso hasta la fecha, no obstante, conviene recordar la dificultad que conllevan los trabajos en las profundidades marinas mezclados con los nervios y la urgencia. Mucha suerte BP, y gracias por defenderte con palabras, hechos y transparencia.

Diego Celma Herrando

Imagen: minnpost