EL BMW DE MISIÓN IMPOSIBLE

Su misión, si decide aceptarla…  Si usted o algún miembro de su grupo es capturado o muere, la Secretaría negará cualquier implicación… Esta grabación se autodestruirá en cinco segundos.  Misión Imposible; toda la saga protagonizada por Tom Cruise desde mediados de los noventa, está repleta de tópicos. Desde la primera película, el agente Ethan Hunt nos tiene acostumbrados a la alta velocidad, a los saltos acrobáticos, a las chicas de infarto y a alguna que otra pizca de suerte. Es como un James Bond menos refinado pero con tecnología más puntera y unas tendencias suicidas más acentuadas.

La última, estrenada en diciembre, no defrauda en absoluto y vuelve a recrear los ambientes de la original de 1996. De las tres secuelas, solo la segunda dejó un amargo sabor de boca y no fue culpa de Ethan o de la franquicia, sino del pésimo director escogido: John Woo.

En Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma hay dos marcas que acaparan el protagonismo: Apple y BMW.

–          Apple aparece decenas de ocasiones con un Mac Book Pro que soluciona bastantes problemillas y con un iPhone 4 o 4S  para casi todos los actores (parece que los regalen).

–          BMW es todavía más protagonista con un serie 6 cabrio conducido a alta velocidad en medio de una tormenta de arena, un modelo x5 que utiliza el villano para intentar escapar y del que sale ileso tras un espectacular accidente y un serie 1 con el que Hunt se lanza desde unos 6 metros en vertical… Eso en lo referente a los coches que ya están en el mercado.

La joya de la corona, sin embargo, es el BMW i8 con el que Ethan hace acto de presencia en una exclusiva fiesta de Bombay (en la imagen) Se trata de un concept car eléctrico que todavía no ha salido a la venta.

Seguridad, eficacia, tecnología, profesionalidad, fortuna…estas marcas se asocian a lo que vende la saga Misión Imposible. Millones de personas ya han saboreado sus logotipos en las butacas de los cines.  Quedan todavía billones de impactos que llegaran a través de las descargas de la red, vídeos promocionales, reportajes, la película en DVD y Blu Ray, blogs, redes sociales… Siempre lo digo, un product placement coherente no tiene límites. Todo el mundo habla ya del BMW de Ethan Hunt.

Diego Celma Herrando

Image: actualidad.autocasion

Leave a Reply

Your email address will not be published.