Tag Archives: IRAK

FOX BASEBALL

La polémica Fox News, propiedad del magnate de la comunicación Rupert Murdoch, lleva criticando cada acción de Barack Obama desde el comienzo de la legislatura. Le critican por todo, en política exterior, en economía, en sanidad e incluso sobre las guerras de Oriente próximo. No me extrañaría demasiado que con el rumbo que han tomado las acusaciones le acaben señalando a él como responsable de la invasión de Irak…aquí todo vale.

Y digo ésto porque algunas tertulias de ese “medio de comunicación” han alcanzado niveles surrealistas y hasta irritantes.

Uno de los presentadores más carismáticos de Fox, Glenn Beck, confabulaba recientemente sobre la posibilidad de que Obama no sea ni siquiera ciudadano de nacionalidad estadounidense, y además asegura que la cúpula del gobierno actual esta dirigida por pensamientos maoístas. Para añadir el tono dramático necesario y siempre siguiendo los principios moderados y objetivos del periodismo a raja tabla, Beck aparece en sus programas con un bate de béisbol con que pretende incitar a todo norteamericano que ama a su patria a defender su país.

 En contraposición, desde la Casa Blanca se sigue una estrategia para desmentir tanta falacia. El Jefe de Gabinete del gobierno de Obama, Rahm Emanuel, es el director de esta campaña cuyo fin es evitar que este ataque desmesurado tenga repercusiones.

Hay que añadir que el 44º presidente de U.S.A. lleva casi 800 veladas sin concederle una entrevista a la cadena Fox.

 Lo cierto es que a Obama se le multiplican los problemas: además de esta artimaña republicana, recibe cada día en su buzón varias amenazas de muerte, la economía se empeña en seguir en el fango y no era todavía el momento para “su” Nobel de la paz.

 Por si fuera poco, la olla a presión de los países musulmanes no deja de cocinar carne humana. Bush decidió meter el hocico en una colmena de abejas que no eran libres pero que vivían más o menos en paz. Ahora, sin abeja reina, con la miel escasa y compartiendo panal con la especie norteamericana, los picotazos son de T.N.T.

Mientras tanto, no olvidemos que George practica tiro al plato todos los días en su rancho de Texas, degusta cerveza fría y se broncea bajo el sol de Crawford.

Diego Celma Herrando

Imagen: Todayinbaseball, Blackpoliticalthought

OSAMA “VID” LADEN

Una fría mañana de noviembre, el Director de Contenidos de Al Jazeera conduce su coche durante el corto trayecto que cubre la sede central de la cadena y su vivienda. Nada más llegar, un nervioso becario le asalta suplicándole que antes de desayunar vea un vídeo sospechoso que ha aparecido en las oficinas, su firma es de Al-Qaeda.

 Pero a pesar del pánico inicial desatado en la sucursal, se calman los ánimos para concluir que: visto uno, vistos todos. Es otra grabación de baja calidad en la que aparece el líder taliban amenazando a Occidente por los crímenes de no sé que… Es un vídeo atemporal, que tampoco da pistas del paradero y que eso sí, parece mostrar a un Osama un poco más envejecido. Por lo visto, sigue vivo y coleando.

 Cuando el vídeo da la vuelta al mundo, cae por fin en los supuestos expertos de la CIA, analistas paranoicos que vieron armas en lugar de granjas a orillas de los ríos Eufrates y Tigris. Tras meses de investigación, las pruebas son inconcluyentes…

 Osama Bin Laden es el responsable, no ya del atentado más espectacular de la historia, que causó 2996 muertes, sino de todas las que siguieron después; en Londres, en España, en Bali e indirectamente de las muertes en las guerras de Irak y Afganistán y también del hervidero en el que se ha convertido la antigua Babilonia, ayer mismo 158 personas murieron en un atentado de dudosa autoría. Al Qaeda y Osama despertaron el odio americano y el mundo lo está sufriendo casi tanto como a él.

 No sé si realmente Bin Laden exhaló su alma hacía los infiernos debajo de los escombros de Tora Bora allá por 2002, o sí en 2007 fue asesinado por Omar Sheik. Lo evidente es que su imagen sigue viva en las retinas de todos los occidentales. La simple mención de su nombre nos recuerda aquel fatídico día del final de verano en el que Manhattan se escondió bajo una densa nube de polvo.

 Puede que Al Qaeda esté reviviendo aquella leyenda que circula por los campos de Castilla y Aragón que cuenta que, durante la reconquista y cuando el Cid Campeador fue herido de muerte, un joven bigardo con parecido físico al mito, lideró a las hordas cristianas aterrando a los moriscos. En su día fue una gran estrategia de comunicación, hoy es posible que la única manera de mantener acorbadada a Europa sea a través de falsos videocomunicados.

 La mera presencia del Cid podía hacer cambiar el signo de la batalla. Hoy en día, la presencia de Osama Bin Laden puede cambiar el signo de su Guerra Santa.

Diego Celma Herrando

Imagen: elpais